Fútbol femenino: una hegemonía superclásica

Artículo publicado en el diario Perfil.

superclasico impreso

Por Federico Frau Barros

 

Los 24 torneos del fútbol femenino que se disputaron en la Argentina entre 1991 y 2008, desde que pasó a ser organizado por la Asociación del Fútbol Argentino, quedaron en manos de los dos clubes más poderosos de la Argentina: Boca se llevó 16 y River 8.

Se alternaban: el que no ganaba, salía segundo. Recién en el Clausura 2008, San Lorenzo pudo quebrar esa hegemonía superclásica. Durante la década siguiente se mantuvo el predominio de los dos clubes más grandes del país: de catorce campeonatos se repartieron diez. Los otros cuatro quedaron para UAI Urquiza.

El torneo actual replica la tendencia: River va puntero e invicto con 26 puntos, mientras que Boca es el escolta junto con UAI. Con un agregado: el próximo jueves Boca recibe a River para recuperar un partido postergado y tiene la chance de acortar la distancia con su rival de toda la vida.

A dos fechas del final, existe la posibilidad de que haya un superclásico como partido desempate si los dos terminan el torneo con la misma cantidad de puntos luego de la fecha 14 que se jugará el fin de semana del 12 de mayo.

También puede darse un triple desempate con UAI Urquiza si el furgón sigue con el nivel que viene y se trepa a la punta cuando termine de recuperar dos partidos postergados.

 

superclasico442

En un contexto donde las jugadoras hasta ahora no cobraban sueldo scomo futbolistas -lo harán a partir del próximo campeonato- la infraestructura de los clubes poderosos, la cantidad de personal que pueden designar para la disciplina y los recursos económicos son algunos de los factores que marcaron esta diferencia que se vio reflejada en los campeonatos de las últimas tres décadas.

“La gran mayoría de la gente que vive en el país es hincha de River o de Boca y eso creo que es algo que tiene mucho que ver a la hora de que una jugadora elija club. En mi caso, soy hincha de Boca desde chica y cuando me recomendaron ir a probarme a Boca, no lo dudé”, dice Cecilia Ghigo, defensora del xeneize.

Florencia Chiribello, arquera de River , coincide: “River y Boca son equipos muy populares en el fútbol femenino como el masculino. Los dos tienen muchos fanáticos”. Y agrega: “Los dos clubes, junto con UAI y San Lorenzo, le vienen dando bolilla hace tiempo al fútbol femenino. Quizás no todo lo que nosotras quisiéramos, pero entendemos también que algunos cambios tienen que venir desde arriba, en este caso AFA. Ahora que el fútbol va a ser profesional, seguramente muchos equipos van a poder seguir el rumbo de estos clubes”.

Como bien dice Chiribello, el anuncio de la profesionalización de la primera división por parte de la AFA y de su compromiso para costear ocho contratos profesionales por club puede ser un cambio para el futuro del fútbol femenino de la Argentina en materia de igualdad de condiciones de los clubes.

El último campeonato de la era amateur puede ser el inicio de una nueva era a nivel competitivo. Habrá que ver si con el profesionalismo se equiparan las condiciones con los demás clubes o si los poderosos siguen levantando las copas.

*Esta nota fue publicada en la edición impresa del Diario Perfil

Link a la versión digital: https://442.perfil.com/2019-04-27-668271-futbol-femenino-una-hegemonia-superclasica/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s